“Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar un día de tu vida” 

Confucio

En el post de hoy, revisaremos algunos conceptos y principios fundamentales a la hora de tomar la decisión de emprender, de pulir la idea inicial en la mente del emprendedor con el fin de realizarla concretamente

1.- La identidad

En primer lugar, debes definir la identidad de tu negocio. Cualquier producto, servicio u actividad que se lleve a cabo, debe provenir desde las raíces más íntimas de la identificación del producto con un “estilo de vida”, “forma de ser” o cualquier otro concepto que transmita la identidad de tu negocio. Esto es importante, pues a partir de esto se forma la imagen de tu negocio, es el “árbol del cual crecen tus productos”. Tu identidad te representa frente al mundo. Es el bien intangible que genera tus productos. En definitiva, una identidad sólida es capaz de vender el producto u servicio, sin necesidad de mencionar el producto en sí, su calidad o su precio. Debes definirlo naturalmente en base a conversaciones contigo mismo o con tus socios.

2.- Ventajas Comparativas:

Definir qué ventajas tiene tu equipo, habilidades, cualidades e incentivos que puden diferenciarlos de los demás competidores del mercado al que apunten. Identificar aquellas ventajas y trabajar sobre eso. Si lo haces bien, es porque nadie podrá imitarte y eres “único en tu especie”. A esto es lo que apuntamos.

3.- La Sociedad:

Es clave encontrar una estructura societaria que se adapte a tus necesidades y a la forma en que quieres trabajar. Distintas estructuras en Chile ofrecen diferentes ventajas. Su administración, responsabilidad y personalidad jurídica independiente son aspectos claves para tomar una buena decisión ante la formalización de una empresa. Las finanzas, el acceso a crédito y fondos concursables son un buen ejemplo de las ventajas que ofrece la formalización, como también lo es la imagen que representa una sociedad constituida frente a los potenciales clientes. Grandes puertas se abren al formalizar tu emprendimiento. 

4.- Números:

Soñar y pensar es fácil. Sólo una vez que tenemos los números es cuando vemos las oportunidades reales de llevar a cabo nuestro plan de negocio. Es clave ser realista y precisar los costos, el tiempo empleado al trabajo efectivo que ha de realizarse, las ganancias y formas de hacer negocios. Calcular los flujos de cajas  antes de generar los ingresos y considerar los impuestos es de extrema importancia y merece una importante atención. En la práctica, las estimaciones gruesas que se hacen en  un comienzo deben ir precisándose a medida que se obtiene mayor información con respecto al plan que se desea realizar.

5.- Mercado

Para tener éxito en tu emprendimiento, es muy aconsejable que busques un nicho parcialmente inexplorado para explotar tus oportunidades en aquel producto u actividad. Solo de esta forma podrás lograr una diferenciación de tu negocio con respecto a los demás y se incrementarán las oportunidades de generar clientela y utilidades. Deberás pensar bien dónde – considerando tus ventajas comparativas ya mencionadas – están tus potenciales clientes y enfocarte en proveer en aquel sector. Si tienes alguna duda o sugerencia contactate con nosotros dejando un comentario, o bien, enviando un correo a contacto@nss.cl]]>

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x