Los que están arriba en la cumbre de cualquier actividad, trabajo o deporte hacen algo que el otro 99% de las personas no hace. Lo he visto una y otra vez y la diferencia es abismante.

La historia del Desarrollador Web.

Tengo un amigo que puede ser considerado del top 1% en el campo del desarrollo web, para ejemplificar esto voy a compartir su historia.

El era un poco reservado y brillante a su manera. Claramente podía escribir código y crear muchas, muchas aplicaciones. De todas maneras, había algo que lo diferenciaba.

El coleccionaba hobbies.

Muchas veces hablaba con el y le contaba acerca de las miles de ideas de aplicaciones que uno quiere desarrollar y crear, era entretenido.

Después de apróximadamente seis meses, le encomendaron construir una aplicación para procesar pagos, algo parecido a Stripe. No habían más recursos que su tiempo y dinero para certificar el método de pago.

Con la ayuda de otro experto en inteligencia artificial, ambos lograron crear una increíble plataforma de pagos para Amazon a través de su propia plataforma, no la de otra empresa.

Ambos tenían un hábito en común, que compartían con el top 1% de los otros desarrolladores web. ¿Cual es ese extraño hábito?

Siempre estaban desarrollando algo. No sólo en su trabajo. También afuera de su trabajo. Siempre desarrollando.

Ellos escribían código todos los días en su trabajo, luego iban a su casa y escribían códigos sobre otros proyectos que querían que existieran.

Tenían una obsesión que iba más allá de lo normal con crear y desarrollar proyectos. 

Clases de obsesiones similares se presentan en otros campos del desarrollo humano. Por ejmplo Michael Jordan o Lebron James son famosos por entrenar todos los días más duro que todos los otros jugadores. Incluso después de ser elegidos como los MVP de la liga.

Warren Buffet, quien ha sido o se encuentra dentro de los hombres más ricos del mundo por décadas todavía va a trabajar todos los días para invertir y hacer crecer su negocio y legado. Todavía estudia y lee todos los días. No hay necesidad. Pero el quiere. Es el trabajo de su vida.

Entonces, es la obsesión la que lleva a alguien a un nivel de excelencia en aquello que realizan, sin perjuicio de que reciban una remuneración o no por ello. Entrenar cuando ya son los mejores. Trabajar cuando ya son millonarios.

Es el trabajo de su vida.

Esta obsesión es lo que consideramos que hace a personas pertenecer al 1% en todo campo, incluyendo el desarrollo de software, basketball, inversiones. Cuando estas obsesionado, es tu trabajo de vida, cuando lo haces aun que no te paguen, cuando es lo que quieres aprender y estudiar sin nadie que te diga que lo hagas. 

]]>
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x