Este Artículo explica el ABC del Acuerdo Simplificado sobre Acciones Futuras o SAFE (por sus siglas en inglés), como mecanismo de inversión.

¿Qué es un SAFE?

Es un contrato de financiación, generalmente utilizado por inversionistas en Start- ups, en que se intercambia capital por un derecho a adquirir equity a futuro ante un momento o evento específico.

Le permite fácilmente al inversionista dar financiamiento a una Start-up, postergando la conversión de ese dinero en participación social, porque el Investor SAFE recibe la participación en la sociedad al cumplimiento de un evento futuro, ya sea en otra ronda de inversiones o en un evento de liquidez.

¿Porqué es diferente a una Inversión directa al Capital?

Tiene el detalle de que no se determina un precio a las acciones que serían propiedad del inversionista al momento de la inversión y justamente por eso se diferencian de una compra directa de capital, en que las acciones se valoran al momento de la firma del contrato.

Condiciones de un SAFE

  1. Tope o descuento: En las condiciones del SAFE se suele regular un tope de valoración o un descuento sobre la valoración de las acciones en cuando se de el evento desencadenante (Es decir, el momento en que las acciones pasan a ser propiedad del Inversionista)
  2. Derecho de prorrateo: Se le da al inversor un derecho de prorrateo, es decir, un derecho a participar en rondas de financiamiento posterior, para adquirir acciones a prorrata de su participación, para evitar una dilución.
  3. Una SAFE no tiene fecha de vencimiento ni de caducidad, se abaratan los costos de mantención.

Tipos de SAFE

Las SAFE fueron creadas en Estados Unidos por una abogada de Y Calculator, lugar en que se regulan cuatro versiones de la nueva SAFE:

1. SAFE: Límite de valoración, sin descuento

2. SAFE: Descuento, sin límite de valoración

3. SAFE: Límite de valoración y descuento

4. Seguro: NMF, sin tope de valoración, sin descuento

¿Cómo funcionan los SAFE?

El inversionista invierte una determinada cantidad de fondos en la empresa, y a cambio recibe acciones y participación en la empresa en una fecha posterior, cuando ocurra un acontecimientos de liquidez o evento que acuerden las partes en el contrato.

¿A qué valor se calculan las acciones que recibirá el inversionista?

Las SAFE toman en cuenta el cálculo de la participación en la empresa según el valor “post money”, es decir, la propiedad del inversionista SAFE se calcula una vez que se contabiliza la inversión en el capital de la Start up.

De esa forma, se tiene un cálculo preciso de cuanta propiedad de la empresa se vende, y en cuanto se diluye la propiedad de los socios fundadores.

Diferencia con un Mutuo

A diferencia de los mutuos convertibles, que son considerados instrumentos de deuda, no existe expectativa que los SAFE sean pagados por el inversionista. Más aún, las inversiones mediante SAFE no devengan interés y no tienen una fecha de vencimiento

Beneficios de un SAFE

Las empresas utilizan los SAFE porque son beneficiosos para el crecimiento de una startup:

1. Son relativamente fáciles de crear e implementar

2. No devengan intereses como un préstamo; y

3. Ofrecen flexibilidad en la forma en que la empresa recauda fondos.

También implican el menor riesgo que suele acompañar a otros tipos de inversiones. Hay otros problemas específicos que se resuelven, como:

1. Eliminan el factor deuda. La deuda es un problema para las startups porque puede ser el fin de una empresa.

Por ejemplo, los inversores suelen utilizar los pagarés convertibles, pero son instrumentos de deuda. Los SAFE no son instrumentos de deuda y, como tales, eliminan la amenaza de solvencia.
Si la empresa fracasa, los propietarios no tienen la carga de devolver el dinero al inversor (pero si la empresa tiene éxito, en parte porque no está cargada con mucha deuda, el inversor recoge los beneficios junto con la empresa)
2. Control. Cuando los inversores invierten en startups, parte de su rendimiento inmediato de la inversión son acciones de la empresa. Las acciones ordinarias otorgan derechos de voto a los inversores. Con los derechos de voto, los inversores pueden participar en la configuración de la empresa.

El problema es el siguiente: los propietarios de la empresa suelen querer mantener el control de la configuración de la empresa durante el mayor tiempo posible para asegurarse de que su visión se materializa según lo previsto. Cuando los derechos de voto se reparten entre más y más personas, ese control disminuye.

Con las SAFE, no se proporcionan participaciones actuales en la empresa, por lo que el inversor no recibe acciones y, por tanto, no recibe derechos de voto inmediatos.
3. El papeleo. A diferencia de los títulos convertibles en deudas, con los SAFE no se requiere ninguna prórroga porque no hay fecha de vencimiento

2
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x